Google+ Followers

miércoles, 25 de septiembre de 2013

RECOPILACIÓN V




RECOPILACIÓN V   


REFAJOS   



Siguiendo con la recopilación, fuí buscando y preguntando a ver quién tenía refajos y bordados de antes.

Aunque parece una tarea fácil, no lo es. Toda la gente no tiene la misma disposición para enseñarte estas cosas.A veces,
las personas son muy reacias a compartir lo que tienen, como si pensaran que vas a hacer un gran negocio con sus cosas. 

De todas maneras, tengo que resaltar que, la gente a la que yo me acerqué, me ayudó y me prestó las prendas que tenía para sacar los dibujos y para ver la confección de las mismas. 
Cuando se fueron enterando de lo que hacía, muchas mujeres me ofrecieron todo lo que tenían para ayudarme. 

También me ayudó mucho mi madre, que me explicó cómo se hacía toda la costura de los refajos y faltriqueras.

Voy a colocar algunas fotos del material que recopilé.
Sólo voy a poner unas pocas muestras porque se haría muy trabajoso y largo si pongo todo.




 


Con estas muestras, aprendí lo que era el embastillado que hacían hace tiempo para trasladar el dibujo a la tela.


   

 

Ésta muestra me parece que me la dejó mi compañera y amiga Herminia Hidalgo. No es un refajo, es como un tapete para poner encima de algún baúl o arca.






  
                                Refajo cedido por Benita Palomares Parra   



Aprendí a sacar los dibujos haciéndole una fotocopia a las fotografías y señalando el contorno del dibujo con un rotulador normal.





                                    Refajo cedido por Mª Teresa López Robles.



Al hacer la fotocopia, procuraba sacarla con el ancho de la cenefa de los refajos de esta zona que viene a ser de un palmo más o menos.   
          


                    


                                  Refajo cedido por Ana Dolores Muñoz Nieto.  


Hay muchas mujeres, que han utilizado los antiguos refajos para hacer unas faldillas de mesa como en este caso.






 Podemos ver en esta prenda la cenefa más ancha de un palmo pero, en general, una de las características de los refajos de por aquí es la poca anchura del dibujo. 
No están con tanto bordado, casi cerca de la cintura, como los murcianos ( por ejemplo ).








                                        Cedido por Benita Palomares Parra.


Este refajo con su faltriquera estaba muevo, impecable, sin estrenar...
También pude ver de la manera que se cosía el cordón del filo bajero, el doblado interior de una tela diferente al tejido de lana del refajo, aprendí a hacer el cordón del bajo..., en fin, descubrí muchas cosas que no había visto ni sabía por donde "meterles mano".  



Ahora quiero enseñaros otras fotografías de refajos, que también recopilé, aunque no son de Santiago de la Espada.
Son dibujos de la zona limítrofe de aldeas de Albacete.
Yo encuentro muchísima diferencia en el bordado y el dibujo.







 




   

La última foto es del refajo que me dejó Enriqueta Sánchez.
Lo siento, no recuerdo las personas que me dejaron los otros dos.

DESDE AQUÍ QUIERO AGRADECER A TODOS/AS LA AYUDA QUE ME PRESTARON EN SU MOMENTO.

Otro día seguiré con más cosas.


A ver si os gusta.
Un abracico.







2 comentarios:

  1. yo tengo uno muy bonito del año 1800

    ResponderEliminar
  2. ¡¡Qué bien!! Me gustaría verlo para saber del bordado.

    ResponderEliminar