Google+ Followers

martes, 18 de enero de 2011

EL PRINCIPIO









Lo primero que hice para
recopilar nuestros bailes:
 Comprarme un laúd.   



Pensé aprender a tocar las Seguidillas y las 

Malagueñas para que no se perdieran.    

 



 


Aprendí un poquito.
Ya tocaba algún 
pasodoble y otras 
canciones de la tuna. 






 







Al final, como "me lancé"
a cantar con los grupos
de baile, no sabía hacer
las dos cosas a la vez.
Decidí cantar.









     Estos madroños 
     pequeñitos, me los 
    hizo mi madre para 
  que adornaran el laúd.

2 comentarios:

  1. Hola amiga: me iba a dirigir con el apelativo que te dedica otro seguidor, "serranica". Pero dada la relación que nos une te llamaré maestra, también es un nombre hermoso.
    Bueno, maestra, estoy encantada con este reencuentro con el pasado al que nos llevas con tus fotos y todo lo demás.
    Yo estoy atenta a lo que nos vas mostrando. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. ¡Desde luego que "maestra" es un nombre grande!
    Muchas gracias por seguirme. Un abracico.

    ResponderEliminar