Google+ Followers

viernes, 14 de septiembre de 2012




LABOR INACABADA   


Cuando estaban funcionando los grupos
de baile tanto el de los niños como el de
mayores, ya tenían los críos los trajes 
nuevos y las nenas sus refajos, yo también 
tenía mi refajo tan bonico..., me dió gana
de hacerme otro para cambiar y no salir
siempre con el mismo.

Escogí un dibujo precioso y pensé bordarlo
de colorines.











Empecé a bordarlo con toda la ilusión y con
primor para que quedara bien hecho.   

Entonces empezaron a fallar todas las cosas
y ya se me quitaron las ganas hasta de hablar
de los bailes o de la asociación. Me desmoroné.

Había dedicado muchísimo tiempo y me volqué
enteramente en un proyecto hermoso, pero me
encontré sola, sin ayudas y sin apoyo de ningún
lado.

En lugar de disfrutar y pasarlo  bien, aquello era una losa encima que pesaba mucho.

Todavía me duele al recordarlo.






Detalle del bordado.










Detalle del bordado.















Hasta aquí llegué.











También ensayé para hacerme una faltriquera.


    

  









Otro tipo de dibujo
y bordado con hilo 
en vez de con lana. 











Bueno, ahí está el refajo sin terminar. 


A lo mejor el próximo invierno, cuando caiga un
buen nevazo y calentica en el brasero, me gusta
dar algún punto y bordo otro poquito. 

A ver si os gusta. Un abracico.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario