Google+ Followers

miércoles, 15 de mayo de 2013

 



VESTIR UNA CRUZ  ( continuación )    



Como decía al final de la página anterior, las
flores de papel de seda eran el adorno más
importante para vestir una Cruz.  

Se hacían ramos, ristras de flores sueltas, de
todos los colores y de toda clase de flores.
Las ristras o guirnaldas se colocaban desde
el techo hacia abajo, de un lado a otro de las
paredes laterales, haciendo ondulaciones y 
de manera que quedara todo bien lleno de
flores y color.

No se ponían flores naturales, si acaso...,
algún ramo de lilas o lirios y "la pluma rizá",
"la toronja" y las "hojas de S. Pedro" delante
del altar, en el suelo, para arrodillarse.  
Las rosas todavía no habían florecido a primeros
de mayo y no eran muy abundantes.

Lo importante es que todo el altar quedara repleto
entre los adornos y las flores. Seguramente habéis
visto alguna vez a una  mujer muy cargada de joyas, 
lazos, adornos en el vestido..., y alguien ha comentado:
" ¡¡ Madre mía, con tanto encaje y tanto adorno parece
una santa Cruz !!" 


¡¡¡ Pues así se vestían estos altares !!!   



Lamento mucho no tener fotos para ilustrar esta
página porque, aunque tengo material recopilado
sobre el tema, no lo tengo disponible para ponerlo
aquí.



Las flores de papel las hacían entre las vecinas que 
sabían. No todas las personas tenemos habilidad
para hacer todas las cosas.

 Había un mujer, aquí  en el pueblo, que era una
artista con el papel. Se llamaba Carmen. Hacía 
flores que parecían naturales, perfectas. 
La recuerdo sentada en su puerta, vestida de negro, 
con su toquilla y su pañuelo en la cabeza. 
Yo era pequeña, pero recuerdo su cara como si la 
hubiera visto ayer


 Pasó el tiempo y ,cuando yo llevaba años trabajando,
cogí un grupo de 3º de Primaria y seguí con él hasta 6º. 
En este grupo estaba la bisnieta de Carmen.
Yo quería aprender a hacer flores para enseñarles
a las chiquillas. Pensé que la abuela de la niña podría
decirme como hacerlo, pero no pudo ser porque no
estaba bien de salud.

De todas maneras, un día apareció la nena con un
 ramito que había hecho la abuela para regalarme. 
Lo conservo en una vitrina y, aunque le da la luz, no ha perdido el color y está igual que el día que me lo dieron.



¡¡¡ De éso sí tengo fotos !!!












  
   ¿ A que está
precioso el ramito?










 




También tengo unas
fotos de una flor de 
papel muy antigua.





                   
                  
Está colocada en el
 cayado de una imagen
   de San José.                                      
                                                   

 
  



Esta imagen me la 
regaló mi tía Josefa.
 




Las Cruces se dejaban vestidas durante todo el mes
de mayo y todas las tardes se reunían, en la casa que
estaba la Cruz, todas las mujeres del cortijo para rezar
el Santo Rosario y otra oraciones antiquísimas.
Los rezos los dirigía una persona que "supiera rezar".
En mi cortijo, Tobos, rezaba el hermano Josico que
sabía mucho de rezo.         
 
   
Bueno, ya no os cuento más.

Aver si os gusta.
Un abracico. 




1 comentario:

  1. ¡ Hola Amelia, !,
    me ha gustado encontrar este blog y lo que has escrito en el.
    No tenía conocimiento de estas flores, como tantas cosas que me he perdido pero, que ¡ fíjate!,siempre puede haber una ocasión.
    Al principio pensaba que serian cómo las que hacen aquí en Yecla.
    Pues es una pena que al igual que aquí no se hallan seguido haciendo y promocionando pues, son muy bonitas.
    ¡ Bueno !, recuerdo ver a una de mis primas en Gerona que las hacia, yo diria que son de las mismas.
    Sáludos.

    ResponderEliminar