Google+ Followers

lunes, 14 de febrero de 2011

ALGUNAS PALABRAS PERDIDAS



 Cuando yo era pequeña, para llamar o nombrar a personas mayores incluida la familia,vecinos o amigos, utilizábamos unas palabras que ya están en desuso.


* A los abuelos los llamábamos anteponiendo a su nombre la palabra "padre" o "madre" : padre Pedro...,madre Juana...

* Para nombrar a personas mayores poníamos delante la palabra "hermano" o "hermana": el hermano Mariano...,la hermana Reyes...

* También se usaban, aunque bastante menos, las palabras "tío" y "tía" pero sin el significado de parentesco: el tío Pedro, la tía Manuela...
 
* Los hermanos/as de sangre, eran "mi hermanico" o "mi hermanica".

* Para llamar a los tíos y tías, a veces se usaba también la palabra "hermano" y "hermana" . Mi padre nombraba a los hermanos de mi abuelo como: el hermano Adolfo...,el hermano Evaristo..., la hermana Amada... 

* Siempre tratábamos de "usted" a los mayores,incluidos los abuelos, padres, tíos, amigos y vecinos

* A los tíos y tías les llamábamos "chache" y "chacha".
Estas palabras las solíamos utilizar, más bien, entre las
personas de clase humilde.Todavía (aunque poco) se  siguen usando, pero llevan camino de perderse y no muy tarde.

* Otra costumbre era llamar o nombrar con los diminutivos en "-ico" e "-ica" como señal de cariño y "distinción" ( esto de distinción, es siempre según mi juicio y opinión libre y personal ) : Voy a ver a Josefica..., he visto a Pedrico...

* No era lo mismo decir "Josico" que "Josillo".

* Del mismo modo, libre y a mi juicio, creo que se utilizaban los diminutivos en "-illo" e "-illa" con sentido despectivo o menospreciando a las personas a quienes  se les decía : La hermana Juanilla..., el tío Francisquillo...





5 comentarios:

  1. Amelia ehnorabuena por este blog, la labor que haces y llevas haciendo por mantener la cultura y las buenas tradiciones de nuestro pueblo no tiene valor.
    Me ha alegrado la noche descubrir tu blog, yo siempre presumo de nuestras expresiones y nuestras costumbres, debemos estar muy orgullosos de nuestra identidad y más aún de personas que luchan por ella de la forma en que lo haces.
    Ehnorabuena de nuevo, un beso

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario. Me alegro de que mis recuerdos te gusten y te hagan rememorar
    cosas de nuestra tierra y nuestra gente.Un abracico.

    ResponderEliminar
  3. Hermanica Amelie. Me gusta mucho estas cosicas que me recuerdan a los hermicos y hermanicas mayores que tuve el gusto de conocer.

    ResponderEliminar
  4. Siento no poder visitar este blog más a menudo. Ya hace tiempo que colgaste esta entrada y no la he visto hasta ahora. Me gusta todo aquello que sea recordar nuestas tradiciones, pero especialmente me interesa lo relacionado con nuestra habla. Me agrada ver estas palabras porque, efectivamente, se van utilizando cada vez menos y son muy entrañables. Besos.

    ResponderEliminar